ISR, IVA, impuestos, contabilidad, personas físicas, actividad empresarial, honorarios, rif

¿Sabes qué gastos son deducibles?


En ocasiones realizamos gastos y creemos que estos son deducibles cuando no siempre es así. Debemos poner atención en los gastos que realizamos y cómo los realizamos ya que, si no son deducibles tendremos mayor utilidad y, por lo tanto, pagaremos más ISR. A continuación, te presentamos las condiciones básicas que la autoridad establece para que un gasto sea deducible:

Primero, el gasto debe de ser estrictamente necesario para que puedas realizar tus actividades, pero ¿qué queremos decir con esto? Te lo explicamos con dos ejemplos:

  • Si para tu actividad requieres utilizar tu automóvil entonces los gastos que hagas en gasolina, refacciones, mantenimientos, etc. son deducibles.
  • Si vas al supermercado y compras artículos de limpieza para tu oficina, es un gasto deducible, pero si vas al supermercado y compras los mismos artículos para tu hogar, este gasto no es deducible.

 

Segundo, debes de hacer el pago por los medios que la autoridad establece, estos varían dependiendo del gasto, pero si el pago lo haces por transferencia, cheque, depósito o con tarjeta, nunca tendrás problema. Puedes realizar gastos en efectivo pero tienen un tope, para las personas físicas con actividad empresarial u honorarios, el máximo permitido de pago es de $2,000 pesos (excepto los combustibles como la gasolina que no es permitido), y para las personas en RIF el máximo permitido es de $5,000 pesos (excepto los combustibles como la gasolina que tiene un límite de $2,000 pesos).

Tercero, debes de tener la factura del gasto con todos tus datos correctos, incluido el RFC.

Por último, vale la pena recordar que hay gastos que sólo se considera una parte deducible como los viáticos o consumos en restaurantes dentro de tu ciudad, (para más información puedes revisar este artículo: https://soymicontador.mx/blog/viaticos/). Conocer esta información te ayudará a tomar mejores decisiones para tu negocio y reducir al mínimo el pago de impuestos. Recuerda que con Soy mi Contador:

¡Tener tu contabilidad al día es fácil y económico!